ODA A LA LUNA

No hay comentarios
Bella, siendo noche, bella infinitamente la oscuridad nocturna en la noche las estrellas adornando tu hermoso cabello y un tatuaje sobre tu hombro izquierdo. Bella cual náyade de agua dulce inmersa en el color azabache de la noche, tu sonrisa cual constelación errante en el universo y tus ojos, como dos agujeros negros vertientes, vertientes de dulzura y amor. Luna, luna infinita, en escala de grises de plateados, y a blanco y negro tu hermoso semblante de hada nunca cambia hechizos de seda que ondean tu cuerpo y como toque final lo que eres, tu forma de mujer, luna mía. Me elogio al verte en mis sueños cada noche y a través de mi ventana tu hermosura tu brillo excelso, magnifique, es tu brillo aquel que ilumina el camino de mi pluma el que modula mis trazos volviéndolos perfectos porque, Luna mía, has de saber que como el lobo aúlla en la noche mis versos aclaman tu presencia, Bella, bella luna, adoración de mi alma inspiración en corazón de poeta resplandor nocturno, astro celeste que tu luz no me abandone en tiempo de locura. Juan Ruiz

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers