Nada más

No hay comentarios
Un amanecer, agonizante, sin calma alguna con oídos sordos en la mañana despierta, casi es la nada al anochecer, solo niebla nada mas.
Cuesta trabajo reconocer, al menos poderlo decir que mi nuevo corazón ha ido tras de ti, lleno de emoción antes vagabundo, un errante nada mas.
Miro al cielo, estas tú, y en mi mente allí estas en la noche tu recuerdo, en el día tu calor pero miro en mi interior, soledad y nada más.
cada instante, cada instante veo pasar a la gente con su orgullo, a los novios veo besar, y me veo aquí tan solo, con mi vida nada más.
y me acuerdo de tu sonrisa, de tu suave caminar y hay luz entre la sombra de mis noches todo es felicidad y nada más.
Dejo atrás mis desventuras, mis equivocaciones las preocupaciones, las infamias, el tiempo y en mi mente, solo tú, solo tú y nada mas.
Juan Ruiz

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers