FRAGMENTO - DIARIO DE UN VAGABUNDO

No hay comentarios
¡Cosa pútrida!, ¡recórcholis!, vi mi cara en un espejo, que susto tan macabro, así barbado, con barros, y una figura regordeta de cara, ha pasado el tiempo querido amigo, me dije con los ojos pasmados, ¿que ha de ser de ti sin tu asquerosa apariencia?, el mundo te adora, tal y como eres, jajajajajjajajajaja...... es una mentira, ni yo te aguanto cerca, hasta el espejo mismo esta a punto de caerse a pedazos, quita tu sucio hocico de mi rostro, apestas, y tu barba pica, no te has lavado, hasta restos de comida han de haber en medio de esa marabunta de pelo, y tus fachas, una camiseta de un equipo de micro fútbol, una pantaloneta, unos zapatos chancletas, y una ruana, ¿de donde demonios saliste? pérfido, anacrónico, decrépito, ¿esa es tu manera de percibir la vida?, el muchacho en el espejo, puesto que no aparentaba más de 19 años, se sonreía levemente mientras susurraba, - así soy feliz - , sin saber que era yo continué a grito entero por mi casa: - apestoso, degenere, piltrafa humana. pasarían tal vez cuatro o cinco años sin mirar mi rostro a un espejo, el abandono me había hecho descender a la parte callejera de mi sana doctrina, y así feo, hecho todo un desastre sonreía y tenía el mundo a mis pies.

Diario de un vagabundo
JUAN RUIZ

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers