EL LIBRO QUE CIERRO

No hay comentarios
Hoy decido cerrar un libro que alguna vez quise escribir,
no tan sólo con palabras, sino con dedicación y con amor,
no quiero volver a abrir sus páginas, ni volver a una simple frustración,
el amor es una cuestión de dos, no un simple objeto individual,
porque el amor es como el saber, si no se pone en práctica, no puede perfeccionarse, y esto es sencillamente lo que sucedió con el libro, traté de entender sus posturas, traté de poner mucho de mi parte para que funcionara, para que su cohesión y coherencia no se perdieran en la nada, pero mis esfuerzos fueron en vano.
Hoy decido cerrar el único libro en mi vida que me hubiera gustado leer hasta el final, porque no era una simple historia, no era solo un momento, pudo cambiar vidas, alterar mi futuro, que aunque para bien o para mal, no me hubiera dejado con un vacío, ese vacío de no cumplir todos tus sueños, porque al fin y al cabo esa es la realidad, no todos tu sueños se cumplen, por algo será.
Alternaré mi vida ahora entre la reconstrucción, y el vago intento por escribir un nuevo libro, que a decir verdad, se quedará solo en eso, un simple y vago intento, la reconstrucción de mi vida será un tanto más sensata, comenzaré por una recalibración cognitiva, que terminará más adelante en una cefálea migrañosa, el resto ya veremos.
no me queda sino concluir que mi vida no se acaba, que aunque las paginas de ese libro se cierren, la historia de mi vida aun esta en proceso, será doloroso olvidar aquel libro que tanta paz trajo a mi interior, que motivo a mi espíritu a la poesía, el mismo libro que vería mi vida con diferentes ojos, pero repito, mi vida está en proceso, vendrán alegría y triunfos, metas cumplidas, sueños alcanzados, y, la verdad, solo espero que ese libro caiga en mejores manos, las manos de alguien que termine de escribirlo, esas manos que lo perfeccionen a tal punto de alcanzar su lado sublime.
NOTA:
19 de octubre, un día lluvioso, tal y como está mi corazón en el mismo instante en el que escribo estas lineas, tal y como la primera vez que el libro que tanto amé desapareció de mi vista, tal y como los instantes en los que me gustaba abrir sus páginas y llenarlas con mis secretos....
sólo me queda decir que aquel que lea sus páginas conocerá la verdadera razón de mi poesía, y que si de alguna u otra forma pudiese alguien dotarle con estas lineas, conocerá el verdadero propósito de mi sensibilidad.
" no tengo título para estas lineas, porque el vacío es tan grande que absorbió mis ideas"
JUAN RUIZ

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers