LAS PERSONAS QUE SE OLVIDAN

Existen personas que se olvidan, y hay personas que jamás se irán.

Los vestigios de la muerte,
hoy han causado sus estragos,
almas inocentes, almas puras,
y almas tardías, almas adultas,
la muerte y sus vestigios
hoy, han besado la tierra,
nos han empapado con luto,
y han vestido nuestro día con oscuridad.
La tristeza ya no se ve desde lejos,
viene a tocar nuestro hombro hoy,
adornada con flores y coronas,
con tumbas y féretros inertes.
A esa niña que nunca veremos crecer,
a ese hombre que jamás veremos sonreír,
los vemos acompañados por el Altísimo
y por su infinita gloria;
hoy lloramos, mañana reiremos,
sabiendo que nos miran desde el cielo.
Los vestigios de la muerte,
han recorrido un camino largo,
pero a fin de cuentas,
sus manos vacías quedaron,
un ángel que ahora acompaña a Dios,
que es feliz jugando en el Edén,
que camina, que sueña, que sonríe,
que combina la inocencia y la pureza.
un guardián que murió en tierra siendo carne,
y que con alas de ángel respaldará al cielo,
envejecerá su rostro, pero jamás su alma,
dejará a un lado la pena, solo habrá felicidad.
Los vestigios de la muerte,
ahora se visten de blanco,
son solo una mentira,
vestida con piel de santo.
Nayeth Dalí

Comentarios