Duerme

No hay comentarios
No hay peor manera de suicidio que dormir, si duermes las horas se van volando y con ellas la vida, cierras los ojos y vas por un mundo que no es real, aunque deseas que así fuera, pero cuando sueñas, es tal ese anhelo que comienza una tortura leve y dolorosa, y empiezas a pensar que tu vida real vale un comino.
No hay peor suicidio que dormir porque cuando descansas no quieres hacer otra cosa, pero recuerda, el tiempo pasa y lentamente recuerdas que no has hecho nada, te desesperas, te envuelves en tus cobijas y concilias de nuevo el sueño intentando olvidar tu inutilidad.
Dormir es como suicidarse, saltar a un abismo de irrealidades y de sueños inalcanzables, la mejor manera de sentirse aliviado es intentar recostarse contener la respiración, morir lentamente, cerrar los ojos, sentir que flotas pero jamas dormir, porque dormir implica soñar, porque dormir es un intento por dejar un mundo que esta adherido a tus venas, a tu piel, a tu mente, sería olvidar la vida misma de a pedazos, sería malgastar el tiempo en cosas vanas que se olvidan con el tiempo, sería cometer un suicidio.
JUAN RUIZ

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Google+ Followers